Inmobiliaria del Sur (Insur) cerró el ejercicio 2009 con un beneficio neto atribuible de 10,2 millones de euros, lo que representa una disminución del 17% sobre el año anterior, debido principalmente a la dotación por deterioro de existencias y al empeoramiento del resultado financiero como consecuencia del comportamiento negativo de las coberturas de tipos de interés que la compañía tiene contratadas y de la carga financiera soportada sobre existencias de producto terminado, informó hoy la inmobiliaria. La cifra de negocio del ejercicio 2009 se situó en 54,6 millones de euros, lo que supone un incremento del 2,1% sobre la cifra del año anterior.