ING señala que sus activos de 3.100 millones de euros garantizados con inversiones 'subprime' no se han visto perjudicados, tras presentar unos resultados del tercer trimestre en línea y anunciar una reestructuración de la división de Banca Global. El beneficio recurrente antes de impuestos ha sido de 2.388 millones de euros frente a los 2.126 millones de hace un año y a los 2.069-2.443 millones esperados por el mercado. El beneficio atribuido ha sido de 2.306 millones de euros en el tercer trimestre, muy por encima de los 1.571 millones de euros hace un año.
El beneficio recurrente antes de impuesto de su negocio de banca ha bajado a 1.103 millones de euros frente a los 1.130 millones hace un año. Sin embargo, se ha mantenido en línea con las previsiones de los analistas de 996-1.218 millones. Respecto a su negocio de Banca Global, ING señala que introducirá mejoras de eficiencia que generarán un ahorro de costes de 30 millones de euros y unos 100 millones en ingresos para 2009.