ING ha anunciado una gran operación de reestructuración por la que separará todas las operaciones de banca y seguros y desinvertirá sus operaciónes de seguros y gestión de inversiones. Además el grupo holandés ha anunciado que devoléra la mitad de las ayudas estatales recibidas tras realizar una ampliación de capital por 7.500 millones de euros.

ING señaló que exploraría varias opciones para las desinversiones, incluidas salidas a bolsa, ventas o una combinación de ambas.  ING también dijo el lunes que en el tercer trimestre espera registrar un beneficio neto subyacente de 750 millones de euros y un beneficio neto tras desinversiones y extraordinarios de unos 500 millones.

El grupo añadió que había llegado a un acuerdo con el Estado holandés para devolver la mitad de la inyección de capital estatal con la emisión de derechos por valor de 7.500 millones y para recomprar 5.000 millones de las titulizaciones Core Tier 1 en diciembre de 2009.

"Hoy estamos anunciado una serie de acciones lógicas que proporcionan un plan claro para resolver la incertidumbre creada por la crisis financiera y que supondrán el alumbramiento de una nueva era para ING", destacó el consejero delegado del grupo, Jan Hommen.

Hommen explicó que durante los últimos seis meses, la entidad ha trabajado con el Estado holandés y con la Comisión Europea para desarrollar una estrategia que permitiera devolver las ayudas estatales y recuperar los requerimientos de competencia exigidos por Bruselas.

El grupo afirma que la segregación del negocio asegurador reducirá la complejidad operativa del grupo. "Las negociaciones con la Comisión Europea sobre el plan de reestructuración han actuado como catalizador para acelerar la decisión estratégica de separar completamente las operaciones de seguros y las bancarias". explica ING cuya junta extraordinaria de accionistas tendrá que aprobar el plan el próximo 25 de noviembre.

Las desinversiones realizadas por el grupo hasta 2013 incluyen el brazo estadounidense de ING Direct, aunque asegura que el resto del negocio Direct no se verá afectado. También creará una nueva compañía en el mercado minorista holandés que incluye sus operaciones hipotecarias en Nationale-Netherlanden y en Westland Utrech, que contará con una cuota de mercado hipotecario del 6% y será también vendida.

Como resultado de las desinversiones, ING informa que su balance se verá afectado por una reducción aproximada del 30% de cara a 2013 comparado con septiembre de 2008.

Con respecto a la devolución de las ayudas estatales, ING ha alcanzado un acuerdo para al recompra de 5.000 millones de euros de valores en diciembre de 2009, que será sufragada a través de la mencionada ampliación de capital. Los valores serán adquiridos a precio de emisión (10 euros) más una prima de 950 millones.

Además, devolverá al Estado los fondos recibidos como parte de su programa de garantía de activos (IAF), una cantidad estimada en 1.300 millones de euros