El secretario de Estado de Energía, Pedro Marín, aseguró hoy que "los elementos que se han introducido" por parte del Gobierno en el último borrador del decreto del carbón "responden al diálogo con Bruselas" abierto para garantizar que su contenido no implica ningún tipo de ayuda de Estado.

Tras participar en unas jornadas sobre el sector eléctrico organizadas por Unidad Editorial, Marín mostró la determinación de Industria de sacar adelante la norma y aseguró además que su departamento "estudiará" los comentarios de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) al real decreto publicados ayer. "Si hay posibilidad de mejora al hilo de los comentarios de la CNE, también serán incorporados", señaló.