Indra quiere aumentar su presencia en EEUU, Asia y en el mediterraneo y Oriente Medio. Así lo ha confirmado Javier Monzón, presidente de Indra. Para 2010 su objetivo está en ser una compañía global "capaz de producir allí donde se den las mejores condiciones". Eso les llevará a incrementar su presencia en Estados Unidos y Latinoamérica, tanto "como lo somos en Europa" y seguir desarrollando los negocios en Asia y Oriente Medio. Monzón ha admitido que "no tenemos el objetivo de tamaño sino ser un jugador relevante de cada mercado con el volúmen que ellos tengan".