La compañía tecnológica Indra se ha adjudicado un contrato para la renovación y ampliación de la red de vigilancia del espacio aéreo destinada al control del tráfico aéreo de Turquía por valor de 38,5 millones de euros, informó hoy la compañía en un comunicado. Concretamente, la nueva red contará con 18 sistemas de radar secundario modo 'S', que cotejan automáticamente datos de las aeronaves para recoger información complementaria sobre su identificación y altura de vuelo. Además, dispondrá de cinco sistemas radar primario 'banda S', que darán cobertura a todo el espacio aéreo de Turquía y localizarán la presencia de cualquier avión.