Técnicamente mantiene una buena marcha desde el año 2016, aunque esta semana podría deteriorarse.

El paso de la directriz alcista desde los mínimos de aquel año transcurre actualmente por niveles de 12 euros, cuya pérdida favorecería que la consolidación iniciada a mediados de este año se prolongase.

Por otro lado, una superación en los próximos meses de la zona de 14,5 euros activaría a Indra como candidato a nuestra “Estrategia de rupturas trimestrales”.

Recomendación: VENTA PARCIAL debajo 12,1 euros.