La multinacional textil Inditex ha logrado un beneficio de 200 millones de euros en el primer trimestre de este año, el 33 por ciento más que el mismo periodo de 2006. La facturación ha ascendido a 2.039 millones de euros, con un crecimiento del 19 por ciento.