La actividad en el sector manufacturero de Estados Unidos se expandió a un ritmo más lento en febrero, pero la situación del empleo continuó mejorando. El Instituto de Gerentes de Compra, o ISM, informó el lunes que su índice de la actividad manufacturera se ubicó en febrero en 56,5 frente a la lectura de 58,4 en enero. Las cifras superiores a 50 indican una expansión en la actividad, mientras que las inferiores a 50 sugieren una contracción. El índice de febrero fue inferior a los 57,5 que esperaban los analistas encuestados por Dow Jones Newswires.