La compañía inmobiliaria Inbesós facturó 12,24 millones de euros en el primer trimestre de 2010, lo que representa un 71% menos que los 42,68 millones del mismo periodo del ejercicio anterior, según informó hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
 La empresa atribuyó esta disminución a las desinversiones de activos realizadas a entidades financieras o sociedades vinculadas a las mismas, con el fin de reducir el endeudamiento del grupo y obtener liquidez.

Asimismo, el grupo destacó la caída en las ventas de viviendas y la restricción del crédito por parte de las entidades financieras.