La compañía juguetera, que se incorporó hace dos semanas a la cotización, pierde ya un 11,8% de su valor. Salió a bolsa 4,31 euros y ayer cerró a 3,8 euros. Para conocer cómo comienza su tercera semana de periplo bursátil habrá que esperar a las 12 horas, cuando establezca su primer cambio en el MAB.