El Instituto de Crédito Oficial (ICO) obtuvo un beneficio neto de 32,04 millones de euros entre enero y marzo de 2009, un 33,31 por ciento menos que en el mismo periodo del año pasado, debido a que en este primer trimestre aumentaron las inversiones crediticias. Según informó hoy la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), estos datos se obtuvieron a partir de un margen de intereses de 45,49 millones de euros -un 30,36 por ciento menos que hasta marzo de 2008-, un margen ordinario bruto de 62,87 millones y un margen de explotación de 45,77 millones de euros. El instituto explica en un comunicado que este descenso se ha producido por una mayor actividad tanto en el crédito a la clientela como en los préstamos a las pymes y de mediación. En el primer trimestre del año, el ratio de morosidad se situó en el 1,56 por ciento, una cifra muy similar al 1,52 por cierto que registraba hace un año.