Finaliza la semana y los inversores siguen “montados” en la montaña rusa. Parece que en todo el “parque” no hay otra atracción que llame más la atención. Si la semana pasada el Ibex 35 se tiraba desde la “lanzadera” sin tener claro el lugar de parada, ahora el entretenimiento del mercado vuelven a ser “los sube y baja”. Una ruta de emociones acotada, por abajo, por los 8.800 puntos y, por arriba, por los 9.750 puntos. ¿Sonará la campana que indique el final de la “atracción”? Y si es así, ¿hacia dónde correrán los inversores? Los 10.500 puntos pueden volver a verse, aseguran los expertos… ¡pero no se confíe!, todo lo que sube volverá a bajar. ¿La decisión? en manos de los feriantes: bancos, cajas y las nuevas dudas sobre deuda europea.
Incertidumbre, volatilidad… son las palabras que más se vuelven a escuchar en los mercados. Y para muestra un botón. A lo largo de la semana, la renta variable española ha conseguido pasar del color rojo al verde y del verde al rojo en tan sólo unos pocos minutos. ¿Cuándo acabará el viaje del Ibex 35 por la montaña rusa? Por el momento parece que los inversores seguirán subidos en los vagones de esta atracción aunque otra pueda llamar su atención. Y es que “probablemente el selectivo español tocará los 10.000-10.500 puntos para volver a caer”, explica, Francisco Esteban, Socio gestor de Alpha Plus. No obstante, este experto cree que el suelo de las correcciones, a corto plazo, “está entre un 10-13% por debajo del nivel de cierre del miércoles, los 9.042 puntos”.

El entorno sigue siendo bajista. Esteban reconoce que “los mercados pueden tener bastante recorrido a la baja y lo asegura pensando en que nos encontramos desde el año 2000 en un mercado secular bajista por lo que poner suelo a las correcciones es un ejercicio de astrología”. El mejor ejemplo lo tenemos en Japón -continúa- “donde llevan 21 años inmersos en un mercado bajista y año tras años el índice nos sorprende con nuevos mínimos”.

Es por ello que, aunque a corto plazo podamos ver una recuperación, la estructura técnica se ha quedado bastante dañada. El nivel clave, por abajo, “son los 8.800 puntos”, considera Eduardo Vicho, co-director de EJD Valores, quien destaca que la pérdida de ese nivel “podría llevar al Ibex 35 a buscar los 8.200 puntos”. Pero también hay que tener cuidado en la zona de los 9.000 puntos, alerta Alejandro Martín, subdirector en España de Hanseactic Brokerhouse. Y es que, tras varios impulsos bajistas simétricos, “ha entrado bastante dinero en los 9.000 puntos pero, cada vez que se acerca a ese nivel, el precio rebota y sube pero no puede producirse una vuelta en “V” puesto que no hay acumulación de títulos”.

¿Y en Europa? Continúa la corrección


La incertidumbre no sólo se impone en España, en el viejo continente los bajistas siguen presentes. Como reconoce el socio gestor de Alpha Plus, en el Eurostoxx50 se juntan “todos los astros para pensar que se está dando una corrección bastante seria”. Por un lado, dentro del análisis de medias móviles “acaba de producirse –tras el Golden cross del año pasado- un corte de medias bajista”. Eso –continúa Esteban- “nos hace estar bastante alerta de que lo peor todavía puede estar por venir a más largo plazo”. El soporte a vigilar serían los 2.400 -2.286 puntos.

En lo que respecta al FTSE100 de Londres, desde Hanseatic Brokerhouse aseguran que tiene “claramente una figura de ensanchamiento que acaba de perforar a la baja en los 5.100 puntos que ahora ofrecerá bastante resistencia”. Para el CAC-40, “también hay formación de cambio de tendencia con nivel de proyección en torno a los 3.000 puntos”, apunta Martín mientras en el caso del DAX la proyección es hasta los 5.300 puntos”. Y, aunque el índice alemán se está comportando de forma similar al americano, “no es momento de tomar posiciones alcistas, porque habrá precios para comprar mucho mejores, lo más recomendable es esperar”.