La tercera compañía aérea de Europa y una de las diez primeras del mundo está a punto de formarse del todo. Los consejos de administración de Iberia Líneas Aéreas de España SA y British Airways tienen previsto certificar su fusión en las reuniones que mantendrán por separado, mañana jueves, en Madrid y Londres.

El proceso de unión comenzó en julio de 2008 y aunque los consejos tienen el carácter de ordinarios, en el sector se espera que sea mañana cuando finalice.

En principio, la nueva compañía tomará el nombre de TopCo, aunque en el sector se apunta que el nombre definitivo puede ser el de International Airlines Group.

La nueva Iberia-British conformaría la tercera compañía de aviación de Europa, haciendo competencia a la alemana Deutsche Lufthansa y a la franco-holandesa Air France, con una flota de más de 420 aviones y un tráfico de más de 70 millones de pasajeros al año.

La compañía estará presente en más de cien países de África, Asia, América del Norte y Europa.

El presidente de Iberia, Antonio Vázquez, asumirá la presidencia de la nueva aerolínea, mientras que el presidente de British Airways, Martin Broughton, ocupará el puesto de vicepresidente.

La sede social de la nueva compañía estará en Madrid, mientras que la financiera y operativa se situará en Londres.En cuanto al accionariado, los accionistas de Iberia tendrán el 45% del capital y los de BA, el 55% restante.

Iberia registró unas pérdidas de 273 millones de euros en 2009, el primer ejercicio con saldo negativo en los trece años que lleva privatizada, mientras que British presentó unas pérdidas de 238 millones de euros en el primer semestre de su ejercicio financiero.