La Audiencia de Barcelona ha condenado a Iberia a indemnizar con 5.800 euros a 12 pasajeros afectados por la cancelación de vuelos debido a la ocupación de las pistas del aeropuerto de Barcelona-El Prat en julio de 2006 en una huelga del personal de tierra.