Iberia acepta negociar con los tripulantes de cabina de pasajeros, o TCP, una revisión salarial para 2009 en torno al 4%, para evitar un nuevo paro al que está convocado este colectivo a partir del 30 de noviembre, pero propone que una parte de la subida sea consolidable y otra como pago único.  La compañía "entiende que esta propuesta debería satisfacer las demandas" de la Comisión Negociadora del XVI Convenio Colectivo de tripulantes de cabina en la que se encuentran todos los sindicatos de TCP, incluidos los dos convocantes de la huelga -CTA y Sitcpla- para los días 30 de noviembre y 1,2,14,15,16,17 y 18 de diciembre.