Iberia prevé una moderación del crecimiento de sus ingresos unitarios en el segundo trimestre, debido a la desaceleración general de la demanda y a un segundo trimestre excepcionalmente bueno en 2006. Para el conjunto del año la aerolínea espera, sin embargo, una tendencia positiva, al igual que para el apartado de costes.
En el primer trimestre, los ingresos de explotación unitarios por AKO (número de asientos por kilómetro ofertado) han subido un 5,7%, mientras que los ingresos de pasaje por AKO, una magnitud más representativa de la evolución del negocio, subieron un 4,3%. En el primer trimestre los costes operativos han disminuido un 0,6% en términos unitarios, mientras que en el total de 2006 aumentaron un 5,8%. En lo que respecta a la capacidad de los vuelos de largo radio, los directivos de Iberia han reiterado que crecerá entre un 5 y un 6% en el segundo semestre. Iberia ha anunciado este viernes una caída del 0,4% en el largo radio de abril, aunque afirman que volverá a crecer en torno al 6% a partir de junio. Por último, Iberia prevé un crecimiento anual del 30% en su filial de mantenimento, que en el primer trimestre ha crecido un 40,9%, hasta 68,5 millones.