Iberia celebra mañana su Junta de Accionistas, que será seguida muy de cerca por los diferentes grupos que han mostrado su interés en comprar la compañía. La Junta, en la que se conocerán las cuentas de cierre de la empresa correspondiente a 2006 y se aprobará el cambio de diferentes representantes en el Consejo de Administración, debe servir también para que los accionistas sean informados de los movimientos que se ciernen alrededor de la empresa.
El beneficio neto de la compañía ha bajado un 70,7 por ciento durante el 2006 al situarse en 116,09 millones de euros, mientras que la facturación ha alcanzado los 5.464 millones de euros el año pasado, lo que representa un crecimiento del 10,5 por ciento con respecto al ejercicio anterior. Los posibles candidatos a la compra de Iberia esperan que Comte realice alguna declaración sobre cuál puede ser la actuación de la aerolínea de cara al futuro, Sin embargo la directiva de la empresa puede no mostrar de forma clara lo que piensa, en cuyo caso habrá que esperar al próximo Consejo de Administración. Aunque en el mercado se habla de la existencia de cuatro grandes grupos capitaneados por importantes fondos de capital riesgo, hasta el momento tan sólo el formado por Texas Pacific Group (TGP), British Airways (BA) y los españoles Vista Capital, Ibersuizas y Quercus, ha presentado su propuesta por escrito ante Iberia. Capital de Iberia El capital de Iberia se encuentra repartido entre el llamado núcleo duro, que posee el 36,50 por ciento y que está repartido entre British Airways, con el 10 por ciento; Caja Madrid, el 10 por ciento; BBVA, el 7,07 por ciento; Logista, el 6,49 por ciento; El Corte Inglés, el 2,90 por ciento, y varios fondos y entidades financieras, el 0,64 por ciento. El resto del capital está en manos de la SEPI, un 5,2 por ciento, y el 57,99 restante en la Bolsa.