De Iberdrola no es de esperar dun rebote en estos niveles sino "sólo una detención para después continuar la caída hasta su soporte principal", recoce el último informe de Banif Banca Privada.

Mucho ha costado el giro del valor desde máximos de 6.50, camino del primer soporte significativo en 5.95 media de corto plazo. No esperamos que haya un rebote en estos niveles, probablemente sólo una detención para después continuar la caída hasta el soporte principal 5.67, media de largo plazo y punto en donde cerraríamos la actual posición de venta en el valor, abriendo otra positiva de cara más a medio plazo.





En la caída buscaríamos la línea de tendencia alcista de medio plazo, la cual parte de los mínimos de junio 2010, y que aproximadamente coincide con la media refereida de largo plazo. Después, vuelta a máximos esperando objetivo 6.90 euros.