Las acciones de Iberdrola son relegadas a la última parte del Ibex 35 tras el anuncio de que Bankia venderá el 5,13% que tiene de la energética. Este factor de incertidumbre se aviva en un momento de debilidad para el precio de la acción.


Iberdrola pierde un 1,81% hasta los 3,74 euros, ocupando la posición de ‘farolillo rojo’ desde el inicio de sesión. Detrás de estas caídas está la presión de la venta de la participación de Bankia en la compañía. Esta noticia, esperada, pero no por ello, menos nociva para el precio, ha caído como un jarro de agua fría en un momento técnico de debilidad para la acción. (Ver: Iberdrola podría volver a ser la más afectada)

Llama la atención que, al observar los movimientos de accionariado de Iberdrola hoy, vemos que el bróker de Société Générale ha sido a través del cual se han tramitado más órdenes de venta (1.689), pero especialmente, de compra (3.385) . Las adquisiciones doblan las ventas en un intento, probablemente, de aguantar el precio, pues SG es juez y parte. El banco francés tiene un 3,1% del capital de Iberdrola, 190,4 millones de acciones valoradas en unos 712,096 millones de euros a precios de hoy.
 
MAYORES COMPRADORES Y VENDEDORES DE IBERDROLA HOY:

Fuente: Bloomberg

La maltrecha entidad bancaria venderá sus posiciones en las cotizadas españolas, como contempla en su plan estratégico, para reducir su agujero financiero. En Iberdrola es de las que menos capital tiene, un 5,13%. Sin embargo, el valor de mercado de esta participación es el más elevado de toda la cartera de cotizadas en manos de Bankia, vendría a valer unos 1.228 millones de euros. Los expertos avisan de que esto presionará el precio de Iberdrola, variable, de por sí, deteriorada. Como explica Juan Enrique Cadiñanos, jefe de mesa de Hanseatic Brokerhouse, “puede haber un escenario de cambio de tendencia en Iberdrola. Tras la pérdida de los 4 euros y de la tendencial alcista de medio plazo, su principal objetivo es marcar los 3,60 y 3,40 euros. Tiene una resistencia en 4 euros pero, tras los últimos movimientos, es posible que en el corto plazo haga un pull back de consolidación bajista y, tras este movimiento, podría recortar hasta los 3,60. No obstante, si recuperara los 4 euros, su próximo objetivo alcista serían los 4,15 y 4,50, aunque veo poco probable que vaya a hacer esto”. A corto plazo su situación técnica no invita a tomar posiciones. No obstante, “es una buena compañía para formar una estructura de cartera a largo plazo, no sólo por su potencial de revalorización, sino por su alta rentabilidad por dividendo”, opina José Luis García, analista de Dif Broker.

COTIZACIÓN IBERDROLA:



Ignacio Sánchez Galán intentó compensar estas malas noticias ayer en la presentación de sus cuentas del 2012, ejercicio durante el cual obtuvo un beneficio neto de 2.840 millones de euros, un 1,3% más que en 2011 gracias a la actividad internacional. En esta presentación, el presidente de Iberdrola anunció que llevarán a cabo una reducción de capital mediante la liquidación de autocartera (1,4%) y la amortización de otras acciones que adquirirá a terceros en el mercado antes de 31 de mayo (1%). Esta reducción de capital aumentará el valor de las acciones actuales –algo de agradecer en un momento en el que muchas empresas optan por devaluarlo-. No obstante, la energética seguirá ofreciendo la posibilidad de cobrar el dividendo en acciones (scrip dividend) lo que, a su vez, tiene un efecto dilutivo del valor de los títulos por el aumento de capital consecuente. Actualmente Iberdrola ofrece una rentabilidad por dividendo del 7,61%, por encima de la media del 7% del Ibex 35, y ha anunciado que pagará una retribución con cargo a las cuentas de 2012 de 0,3005 euros brutos por título a los accionistas.

Iberdrola, además, está en boga por la entrada en el capital del banco malo. La energética ha entrado en la Sareb con 2,5 millones de euros a través de suscripción de deuda subordinada.