El presidente de Iberdrola Renovables, Ignacio Sánchez Galán, espera que la deuda neta de la compañía se situaría este año por debajo de los 4.000 millones de euros. Sánchez Galán hizo estos comentarios en una rueda de prensa previa a la junta de accionistas de la filial de renovables de Iberdrola, de la que también es el primer ejecutivo. Sánchez Galán reiteró que Iberdrola Renovables obtendrá este año un beneficio en línea o mejor que el de 2008 y que registrará un crecimiento del resultado bruto de explotación de dos dígitos en 2008. Además, la compañía podría incrementar el porcentaje del beneficio que destina al dividendo. Iberdrola Renovables, participada en un 80% por Iberdrola, destina actualmente el 27% de su beneficio al dividendo.