El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha pedido hoy en Bilbao un "gran acuerdo general" contra la crisis económica que incluya a los partidos políticos, administraciones, empresas y sindicatos. Galán, en su discurso ante la Junta General de Accionistas de Iberdrola, ha abogado por un modelo de crecimiento basado en la "economía real, con proyectos industriales a largo plazo, y no basado en operaciones especulativas". El presidente de Iberdrola ha demandado reformas estructurales para mejorar la productividad, especialmente en cuanto a la liberalización y fomento de la competencia en los mercados de bienes y servicios y en el energético.