Las acciones de Iberdrola cambian de rumbo, luego de superar al cierre de la excepcional sesión del viernes por encima de su resistencia.

Dice el dicho ‘qué poco dura la alegría en la casa del pobre’ y, es que, aunque el viernes, tras apuntarse una revalorización del 4,38%, Iberdrola quedaba por encima de la resistencia de los 3,71 euros, hoy las tornas se vuelven con la recogida de beneficios.

A media sesión y, prácticamente desde la apertura, Iberdrola encabeza las caídas del Ibex 35. Cede un 1,37% hasta los 3,66 euros.

Daniel García, jefe de analistas de Ideas de Trading, indica que, tras frenarse, “podría descender hasta los 3,02-3,03 euros. En cambio, de subir, podría ver los 4-4,15 euros, donde enfrentaría la primera de las directrices bajistas. Tiene aquí una zona de resistencia importante”.

GRÁFICO IBERDROLA:



Recientemente en su junta general de accionistas, desde la cúpula de Iberdrola anunciaban que preveían moderar las inversiones en el presente ejercicio y mejorar el resultado neto obtenido en 2011, que ascendió a 2.805 millones de euros, siempre y cuando, el marco regulador no se cambia de forma negativa. En este sentido, Iberdrola podría recibir un jarro de agua fría si, al final, se confirma que la inminente reforma energética podría incluir una tasa a la generación renovable, con lo que el coste de la reforma para las eléctricas tradicionales sería de otros 1.900 millones.