Iberdrola ha puesto en marcha el proyecto 'Merge' (Mobile Energy Resources of Electricity) para desarrollar estudios sobre el posible impacto de la integración de los vehículos eléctricos en las redes de distribución actuales y futuras, teniendo en cuenta diferentes niveles de penetración del mismo, informó hoy la compañía. Esta iniciativa europea en la que participa la empresa presidida por Ignacio Sánchez Galán, como única 'utility' española, cuenta con un presupuesto de más de 4,5 millones de euros y tendrá una duración de dos años. Además, entre las organizaciones con las que trabaja la eléctrica se encuentran otras empresas del sector, universidades y consultoras.