Iberdrola dispone de contratos con grandes clientes industriales y de suministro interrumpible para 2008 equivalentes a 28 teravatios hora (TWh), lo que supone el 23% del total de la electricidad vendida entre las industrias, ha indicado la compañía en una presentación con inversores. La eléctrica dice tener un "alto nivel de interlocución" en sus relaciones con estos clientes interrumpibles. Los contratos surgidos, señala, tienen una vigencia de entre uno y cinco años.