Iberdrola ha completado el proceso de reorganización de su negocio de energías renovables, como paso previo a la próxima salida a bolsa de esta división. En un comunicado enviado a la CNMV, la compañía informa que ayer suscribió y desembolsó "una ampliación de capital de Iberdrola Renovables mediante aportación no dineraria consistente en la totatlidad del capital social de la escocesa Scottish Power".