La nueva compañía resultante de la fusión de British Airways e Iberia ha alertado de que las últimas subidas del barril de crudo podrían afectar su plan de expansión previsto.

International Airlines Group ha reconocido que tendrá que modificar la frecuencia de algunas de sus líneas actuales si los precios del barril de crudo continúan esta escalada alcista. Según un portavoz de la compañía, "estamos estudiando el impacto que pudiera tener la inestabilidad en el Oriente Medio en los precios del barril de crudo, con el fin de ser capaces de modificar nuestros planes estratégicos si así fuera necesario".

Los precios del crudo se acercaron a niveles de 120 dólares en el día de ayer, a pesar de que en el día de hoy retroceden hasta los 113 dólares.

Willie Walsh, nuevo director ejecutivo de IAG tras ser promocionado desde ese mismo cargo que ostentaba en BA, ha comentado que "la compañía sigue estudiando la posibilidad de incrementar el precio de los billetes para poder hacer frente a estas fuertes subidas del crudo".