IAG coge aire en Bolsa: la IATA mejora sus previsiones para el año

Las acciones de IAG (Iberia) se anotan una revalorización de un 1,24% a media mañana hasta alcanzar los 1,426 euros dentro de un IBEX 35 que a la misma hora se anota apenas un 0,31%.

El holding que agrupa a Iberia, British Airways o Aer Lingus encadena su tercera sesión consecutiva al alza, en la que se anota una revalorización de un 10,4% hasta superar los 7.000 millones de euros de capitalización bursátil. No obstante, IAG todavía sigue siendo uno de los valores más penalizados del año, con una caída acumulada de un 16,3%.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Hoy los inversores han desayunado con la mejora de la previsión para el sector de las aerolíneas de cara a 2022 que ha realizado la IATA. La asociación prevé pérdidas de 9.700 millones de dólares para el ejercicio, frente a los 11.600 millones que descontaba en octubre 2021. Además, el sector podría volver a entrar en beneficios en 2023, después de tres años consecutivos de fuertes pérdidas, con Norteamérica entrando en terreno positivo este mismo año.

De acuerdo con las previsiones de la IATA, la demanda de pasajeros en 2022 alcanzará el 82% del nivel de 2019 (42% en 2021) mientras que la oferta se situará al 88% (desde el 51% en 2021). Espera asimismo que la demanda recupere el nivel de 20219 en 2023, antes de lo previsto anteriormente.

“La IATA muestra unas previsiones que mejoran en líneas generales las previsiones anunciadas en octubre 2021”, resume Iván San Félix Carbajo, analista de Renta 4. “Esperamos impacto positivo en el sector si bien varios factores seguirán pesando sobre la recuperación como son el coste del combustible y las perspectivas macro”.   

Según a IATA, el aumento del coste del combustible (afectado también por restricciones para refinar crudo) de momento no se está notando en la demanda debido al gran interés por viajar, aunque la asociación es más cauta de cara a 2023. En cuanto a la guerra de Ucrania, la cuota de tráfico de Ucrania sobre el total de tráfico en Europa es del 3,3% y la de Rusia del 5,7%. En términos globales serían del 0,8% y del 1,3%, respectivamente.