El banco de inversión alemán Hypo Real Estate, que es la entidad de primer nivel que más se ha visto afectada por la crisis financiera, necesita en torno a 10.000 millones de capital fresco, según desveló la compañía JC Flowers, uno de sus principales accionistas. De momento, el Gobierno alemán está trabajando en un plan para rescatar y mantener a flote a la entidad prestamista muniquesa, a la que ya ha echado una mano para que recaude más de 100.000 millones de euros en garantías y prestamos.
Ahora, Berlín quiere inyectar capital fresco y tomar el control del banco, aunque se ha topado con la oposición de un grupo de inversores encabezado por JC Flowers y que pretenden recibir una compensación de alrededor del 25% de su participación en Hypo. No en vano, JC Flowers emitió hoy un plan de rescate para la entidad en el que afirma que Hypo tiene un agujero de entre 6.000 y 10.000 millones de euros en su balance de resultados y propone que el Gobierno podría colaborar para taparlo mediante la compra de nuevas acciones emitidas por la entidad.

Ambas parte se reunirán mañana para estudiar si es posible llegar a un acuerdo antes de que se apruebe una ley en el país que permitirá que Berlín deje de lado a Flowers. Sin embargo, una fuente cercana al Gobierno se mostró cauta y rechazó que sea probable cerrar un pacto. Aún así, es difícil que Alemania tome el control de la entidad por la fuerza, ya que sería una decisión controvertida, debido al pasado comunista y nazi del país.

Las acciones de Hypo Real Estate, cuyo valor ha sufrido altibajos desde que cayeran por debajo de un euro cada una, subían hoy un 15,6%, hasta los 89 céntimos de euro.