El banco británico HSBC, una de las escasas entidades de Reino Unido que logró sortear la crisis sin recurrir a ayudas públicas, realizó el pasado mes de diciembre una inyección de capital de 700 millones de dólares (493 millones de euros) en su filial mexicana, según confirmó el director de la entidad azteca, Luis Peña Kegel, al programa de radio 'Fórmula Financiera'. El directivo precisó que esta inversión tiene un doble propósito. En primer lugar, preparar a la entidad para apoyar el crecimiento económico de México, "lo que va a requerir capital en sectores como el hipotecario, el automotriz, el agropecuario, así como en la pequeña y mediana empresa" por lo que este crecimiento de activos, de la cartera de créditos debe ir acompañado de una base sólida de capital, por eso la expansión del negocio de crédito de HSBC en el país, tiene que ir acompañada de una base de capitalización.