El banco británico HSBC, la mayor entidad de Reino Unido, no necesita rescates por parte del Gobierno incluso si la situación económica en EEUU y Reino Unido empeorase, afirmó el director financiero del banco, Douglas Flint, en declaraciones al diario chino 'South China Morning Post'. En este sentido, el ejecutivo afirmó que el dinero captado por la entidad representa "una cantidad que permite una extremada robustez a la entidad en cualquier circunstancia que podamos anticipar".
Asimismo, Flint no prevé que la filial estadounidense de HSBC especializada en préstamos hipotecarios, Household Financial, necesite ayuda del resto del grupo hasta finales de año.

HSBC lanzó a principios de marzo una ampliación de capital por valor de 12.500 millones de libras esterlinas (14.100 millones de euros al cambio actual) para reforzar sus recursos propios, después de que cayera a casi la mitad su beneficio anual y la morosidad se disparase en Estados Unidos.

El beneficio neto de HSBC cayó un 62% en 2008, hasta los 9.300 millones de dólares (7.385 millones de euros), teniendo en cuenta un gasto de 10.600 millones de dólares realizado en Estados Unidos.