Hochtief, grupo alemán controlado por ACS, se ha hecho con la construcción de una línea ferroviaria a través del desierto de Gobi, en Mongolia, destinada al transporte de carbón, por un importe de 207 millones de euros, informó hoy el grupo. El proyecto supone la construcción de esta línea de 225 kilómetros de longitud, además de su posterior mantenimiento durante un periodo de cuatro años por parte de la compañía a través de su filial Leighton.