La compañía constructora alemana Hochtief logró el mayor proyecto de infraestructura de transporte en Australia por valor de unos 2.900 millones de euros (1.871 millones de dólares). Según informó la empresa germana, un consorcio liderado Hochtief diseñará, construirá, financiará, será propietario y operará la conexión por carretera de siete kilómetros al aeropuerto de Brisbane (capital del Estado de Queensland al noreste del país), de ellos 5 kilómetros bajo tierra. Este proyecto es la mayor concesión de una colaboración pública-privada en la construcción de carreteras en Australia. El tramo bajo tierra será el mayor túnel de carretera en este continente. El proyecto también comprende una sección de tres kilómetros de la conexión por autobús entre las ciudades de Windsor y Kedron (también en Queensland, al norte de Brisbane). Hochtief prevé iniciar las construcciones este año y terminarlas a mediados del año 2012.