La constructora alemana Hochtief, en la que la española ACS tiene un 30 por ciento, bajó en el primer trimestre el beneficio neto hasta 24,2 millones de euros (33 millones de dólares), el 24,5 por ciento menos que en el mismo periodo de 2008. La mayor constructora de Alemania informó  de que la entrada de pedidos empeoró entre enero y marzo un 16,9 por ciento, hasta 4.380 millones de euros (5.957 millones de dólares), por la caída de la demanda en Europa. En la región de Asia y el Pacífico, Hochtief sufrió una caída de los ingresos por los efectos negativos de los tipos de cambio del dólar australiano y el euro. El presidente de la compañía, Herbert Lütkestratkötter, se mostró satisfecho con estos resultados dada la crisis económica.