Halliburton registró en el tercer trimestre una ganancia de 262 millones de dólares  una disminución del 61% frente al beneficio de 672 millones de dólares  del mismo periodo del año anterior. Los resultados fueron perjudicados por la debilidad del mercado de perforaciones en América del Norte y la caída que registraron los precios de las materias primas. Los ingresos disminuyeron un 25% a 3.590 millones de dólares.