Grupo Azkoyen, multinacional española con sede en Navarra, ha obtenido un beneficio neto de 5,5 millones de euros en los primeros seis meses de 2017, lo que se traduce en un incremento del beneficio del 22% respecto al primer semestre de 2016. 

La cifra neta de negocios del grupo Azkoyen se ha incrementado ligeramente con respecto al ejercicio anterior un 0,8%, hasta alcanzar los 68 millones de euros, continuando así con la senda alcista que se inició a partir del año 2013. Cabe destacar que gran parte de este crecimiento neto se debe al buen comportamiento que ha tenido durante este primer semestre del año la división de Medios de pago electrónicos que ha incrementando sus ventas un 13%.

Es de destacar que, de la cifra de negocios del Grupo del primer semestre del ejercicio de 2017, un 18,1% de la misma se ha producido en España, mientras que el 75,9% ha tenido lugar en el resto de la Unión Europea y el 6% restante pertenece a otros países; porcentajes que ponen de manifiesto el carácter internacional del Grupo Azkoyen. 

Tras considerar un dividendo pendiente de pago de 3,3 millones de euros como deuda financiera al cierre del periodo semestral y destinar otros 3,3 millones de euros a pagos por adquisiciones de minoritarios del Subgrupo Primion (0,5 millones de euros en el segundo semestre de 2016 y 2,8 millones de euros en el primer semestre de 2017).

A finales del primer semestre de 2017 la deuda financiera neta del Grupo ha disminuido en 5,5 millones con respecto a la existente al cierre del primer semestre del ejercicio anterior (con una reducción de 5,7 millones de euros en el segundo semestre de 2016 y un ligero incremento de 0,2 millones en el primer semestre de 2017, respectivamente). Estos datos arrojan una reducción de un 49,8% de la deuda financiera neta y que ha sido factible gracias al ebitda generado.

En junio del presente ejercicio el Grupo Azkoyen amortizó anticipada y totalmente, sin penalización, el importe dispuesto remanente de 13,6 millones de euros de un préstamo sindicado suscrito en diciembre de 2008 con diversas entidades de crédito por un importe inicial de 55 millones de euros, posteriormente ampliado a la cantidad de 65 millones de euros. Tras dicha cancelación, las garantías otorgadas y otras limitaciones y obligaciones establecidas en el citado préstamo sindicado han sido eliminadas.

El ebitda ha repuntado más de un 10,2% en el primer semestre del año, hasta sumar 10,6 millones de euros. El porcentaje de ebitda ventas de la compañía ha sido del 15,6%, lo que representa una variación positiva de más de un punto respecto al 14,3% que se alcanzó al cierre del primer semestre de 2016. Por su parte, Azkoyen ha registrado un ebitda de 8,3 millones de euros, tras experimentar una subida del 16,8%. La compañía también ha contabilizado una mejora del margen bruto en porcentaje (del 40,9% al 42,9%), que se debe, principalmente, a razones de mix de negocios y productos.

El 23 de junio de 2017, la Junta General Ordinaria de Accionistas del Grupo Azkoyen aprobó la propuesta de aplicación del resultado del ejercicio 2016, incluyendo un dividendo por un importe de 3,3 millones de euros, que se corresponde con un importe bruto de alrededor de 13,6 céntimos de euro por cada una de las acciones existentes y en circulación. El importe neto del citado dividendo ha sido pagado el 14 de julio de 2017.