El grupo luso Amorim, líder mundial de la producción de corcho, obtuvo unos resultados de 3,38 millones de euros en el primer trimestre de este año, lo que representa una caída del 13% comparado con el primer trimestre de 2007. En un comunicado enviado hoy a la Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios (CMVM), el grupo resalta que las ventas consolidadas fueron de 123,6 millones de euros, un incremento del 5,2% en relación al pasado año. El beneficio bruto de explotación (EBITDA) fue de 13,2 millones de euros, un 1% más, mientras que el beneficio neto de explotación (EBIT) se situó en 7,1 millones, también un 1% más. La empresa explica en el comunicado que estos resultados fueron afectados por la ralentización económica mundial, la volatilidad de los mercados y en especial por la continua depreciación del dólar estadounidense.