Ha tardado en cuadrar su cotización pero  finalmente Groupon ha conseguido marcar su primer precio: 28 euros. Una revalorización del 40% desde los 20 dólares en los que comenzó a cotizar. Con esta salida a bolsa la compañía es valorada en 12.700 millones de dólares.

El estreno no ha podido ser más triunfal: una subida del 40% en su primer movimiento, que coloca a sus títulos en los 28 dólares por acción.  El portal de Internet de compras colectivas con descuento Groupon fijó finalmente el precio de su salida a Bolsa en 20 dólares por acción, por encima de su anterior estimación de entre 16 y 18 dólares por titulo, lo que le ha permitido captar 700 millones de dólares (505 millones de euros) en su debut bursátil.

Según informó en octubre, tras su salida a bolsa la compañía contará con dos tipos de acciones ordinarias, de clase A y de clase B, cuyos derechos serán idénticos excepto en lo relativo al voto y la conversión.

Así, las de clase A otorgarán un voto por título, mientras que las de clase B representarán 150 votos por acción y podrán convertirse en títulos de clase A en cualquier momento.

Jason Child, director financiero de la compañía, dijo que "estan contentos con el resultado". "Nuestro ratio de referencia es el ingreso por cliente" dijo al ser preguntado por la dudas que muchos analistas han presentado sobre su modelo de negocio. "Esa cifra sigue creciendo, ya que "entre el 20 y el 25 por ciento de los usuarios de Groupon son clientes", apuntó. Además señaló que "la compañía tiene espacio suficiente para crecer".  Sin embargo, la compañía avisa sobre su déficit, que en estos momentos alcanza los 552,1 millones de dólares, si tenemos en cuenta las pérdidas registradas en 2010 y lo que llevamos de 2011.

Groupon advierte que a medida que aumente su base de suscriptores, el gasto de operaciones será mayor y el margen de beneficio podría decrecer. El pasado 31 de marzo de 2011, la compañía contaba con un total de 83.1 millones de suscriptores y espera que este número crezca "de manera significativa durante el resto del 2011". Sin embargo, explicó que la ampliación de una base de abonados "es costoso", y el éxito de su negocio depende de la capacidad de Groupon de poder generar ingresos tanto de los suscriptores nuevos como de los ya existentes.