Cuando se sube demasiado, es complicado continuar en el camino por mucho tiempo. Grifols registra una revalorización superior al 74% en lo que va de año y los expertos coinciden en que en algún momento comenzará a recoger lo sembrado. Los fundamentales, sin embargo, se han puesto de acuerdo para respaldar el ascenso técnico de sus títulos gracias al potencial de crecimiento que existe en Estados Unidos. ¿Ha coronado ya la cima?
 
Supuesto de subida
Los fundamentales, desde luego, están de su lado. “Factores positivos que apoyar mejores cifras y mayores subidas en el precio de la acción sería, por ejemplo, una continuación de la tendencia del dólar a apreciarse frente al euro”, afirma Javier Flores, responsable del Servicio de Estudios y Análisis de ASINVER. Como tantos otros grandes valores, España representa cada vez un menor porcentaje dentro de la compañía y países como Estados Unidos y Canadá están ganando terreno.

La compra de Talecris ha sido un auténtico ‘goal’ para la compañía, representa “más del 60% de las ventas totales”, apunta el experto, que considera que Grifols está “logrando”, además, “un control de sus costes”.

No hay que olvidar asimismo el momento en el que nos encontramos. A las puertas de un rescate financiero –ya confirmado- y de un posible rescate soberano –llámenlo como consideren oportuno- los inversores podrían pensar en buscar refugio y Grifols es un gran valor defensivo. “Compañía refugio”, como la denomina Flores, “con potencial de crecimiento gracias a su posición de liderazgo”. De hecho, es la tercera compañía de sus características a nivel internacional con una “cuota de mercado del 19%” en un negocio que –sobre decir- con escasa exposición a la economía española. Quizás sea por ello, por su ‘no-vinculación’ a la ‘marca España’ el motivo por el que ha subido un 74% en lo que va de 2012 y acumula otro 23% de ganancias en el último trimestre. Y para ejemplo, su precio: arrancaba el año en 13,14 euros; este lunes abrió desde los 22,98 euros. Este dato es que lo que lleva a pensar a expertos como Pablo García, de Carax Alphavalue, en “deshacer posiciones” a los niveles a los que se encuentra actualmente el valor, “a pesar de que el momentum es aún excelente”.

La recomendación del analista es vender con un precio objetivo de 20,4 euros/acción. Y no es el único…
 

FUENTE: ESTRATEGIAS DE INVERSIÓN


 
Supuesto de consolidación
Comúnmente conocido como caídas, recortes o corrección. “Toda la subida que ha tenido desde los 10,10 euros ha finalizado en la zona de 26 euros y es lógico que en algún momento tenga que ser corregida”, asegura Roberto Moro, analista de Apta Negocios.

En opinión del experto, la caída llevará a Grifols a buscar “los 19,95 euros”, lo que representa el “38,2% de toda la subida”. Eso sí, nada de grandes sustos, puesto que se colocaría en “22 euros”, muy por debajo del nivel actual.

Lo cierto es que buena parte de los analistas coinciden en aquello de que todo lo bueno –como sucede, en ocasiones, con ‘lo malo’- ya ha sido descontado por el precio. “Poco más le queda que ofrecer a los inversores. Está muy cara, cuando se están pagando 23-25 veces los beneficios en una compañía que sigue ofreciendo un volumen importante, hay poco que ofrecer en estos momentos”. Alberto Roldán, director de Análisis de Renta Variable de Inverseguros, recurre a la creencia de que “cuando compramos compañías caras, las tendencias tienden a morir y es el caso de Grifols”, concluye.

Alfonso Morte, analista independiente, identifica una serie de canales por los que discurre el valor
. Dos impulsos alcistas que allá por el mes de abril elevaron su cotización, llevaron a Grifols a romper el canal alcista para irse hasta los 26 euros y estos días ha vuelto “a entrar en dicho canal” con lo que “veremos una relajación hasta los 20,5 euros, nivel de soporte” y ojo porque su perforación a la baja podría provocar un cambio de tendencia, afirma el experto.

Y cerraremos como empezábamos. Tanto subir, agota y lleva a descansar en algún momento. El Nasdaq debería aprender de ello… “El precio de la acción ya incorpora la historia de éxito de la compañía, al menos, en el medio plazo”, recuerda Javier Flores con lo que “lo más prudente sería pensar en una etapa de consolidación del precio”. Por el momento, el último mes arroja una realidad indiscutible: Grifols se deja por el camino un 9,31% y hace replantearse si ya ha comenzado su descanso estival.