Grifols ha comunicado a la CNMV que la Administración del medicamento de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) ha aprobado su nuevo producto: Fibrint Sealant, un adhesivo de fibrina para uso humano. Una aprobación que se produce en un momento en que el valor ha marcado hace unos días sus máximos históricos.

Dice la compañía que este nuevo medicamento está compuesto por dos proteínas plasmáticas (fibrógeno y trombina humana) para su usos quirúrgico en pacientes adultos.  Una  aprobación que supone “una culminación de un importante proyecto de I+D para Grifols, permitiéndole ampliar su oferta de productos plasmáticos”.

Fibrin sealant se fabricará en el complejo industrial de Parets del Vallés, en Barcelona. Esta aprobación se une a la  cartera creciente de productos que ya anunció en la presentación de resultados - alfa 1 antitripsina (prolastin-C liquid) – aprobada por la FDA mientras que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) recomendaba la aprobación del nuevo sellador biológico de Grifols VeraSeal (Fibrinógeno/trombina humana).

Una cartera de productos que se producen en un momento en que la compañía ronda sus máximos históricos, marcados el pasado 1 de noviembre en los 26,945 euros. El valor sube un 42,27% en lo que llevamos de año aunque, según el consenso que recoge Factset, la compañía debería corregir hasta los 25 euros para cumplir con su precio objetivo.

 

 

Los indicadores técnicos de la compañía le otorgan una puntuación de 7,5 sobre 10 dentro de una tendencia alcista tanto a medio como a largo plazo. El momento total es positivo  y el volumen y la volatilidad a medio plazo son las únicas variables que van en contra de la tendencia al alza del valor.