Si tuviera que poner una cruz en el Ibex 35 a la empresa que más peso pudiera tener en el mundo, ¿a quién se la pondría y por qué? Una pequeña empresa catalana se ha colado entre los papeles de Estado de EEUU y Wkileaks la ha puesto en el centro de atención.
No soy capaz de imaginarme las aspiraciones del Doctor Grifols Roig en el ´ño 1940 cuando fundó Grifols, pero la internacionalización de la que siempre ha hecho gala la empresa catalana ha tenido su punto álgido en las últimas semanas. Y es que en Wikileaks no aparece cualquiera… al menos cualquiera que la primera potencia del mundo no considere estratégico.
 
Así, los grandes éforos del Ibex, Santander, BBVA o Telefónica, han visto como una compañía, que para el grueso del público sigue sin ser conocida, se ha puesto la toga de punto estratégico; sólo doscientas togas repartió Wikileaks y sólo dos más en España, apunta Daniel Pingarrón analista de IG Markets, “el Estrecho de Gibraltar y la base aérea de Rota”.
 
Pero ¿a qué tanta historia con esta compañía? Y es casi de película de espías; entre una maraña de influencias, presiones, cotilleos de las altas esferas y demás, una reseña en la que se lee “Instituto Grifols,SA, Barcelona, Spain: Immune Globuline Intravenous (IGIV)”. He aquí la diana estrtatégica. He aquí como el doctor Roig introdujo su empresa fundada en 1940 entre los papeles más polémicos del mundo.
 
“La exclusividad de Grifols”, es, según apunta Pingarrón, la razón estratégica de que esta empresa tenga tanta importancia. La catalana trabaja con fármacos derivados del plasma sanguíneo, con aplicaciones terapéuticas de incalculable valor.
 
Sin embargo, la empresa ha recibido la noticia con cierto escepticismo. A parte de la sorpresa inicial con la que los trabajadores de Grifols recibieron la nueva, lo cierto es que la especialista en hemoderivados ha seguido un curso normal, tanto en el aspecto del trabajo diario, como del de la cotización.
 
“Grifols no ha sufrido importantes variaciones, a pesar de aparecer en Wikileaks y a pesar de una recomendación de compra de UBS” asegura Eduardo Vicho, jefe de análisis de M&M Capital Eafi. “La compañía sigue inmersa en un proceso correctivo, que podría tener continuidad en 2011 si no consigue recuperar la cota de los 12 euros.”
 
Y es que los mercados echan pulsos hasta a Wikileaks; de hecho la noticia, a parte de un par de reseñas en algunos diarios y telediarios, no ha trascendido al Fran público. Más importante que esto, es quizá la adquisición de la americana Talecris Biotherapeutics, “una firma de biotecnología americana de su mismo segmento que pertenece a una de las principales compañías de inversión, Cerberus Capital Management”, asegura Bernabé Gutierrez, CEO de Arthur Global Practice.
 
Grifols está dispuesta a entrar con fuerza en el mercado americano, donde su subsidiaria Grifols Inc “está haciendo bien su trabajo de lobby en Washintong” asegura Gutierrez. Aparecer en Wikileaks, de momento y a efectos de cotización no ha tenido mucha repercusión, pero bien es cierto que ser la niña bonita de EEUU, algo tiene que favorecer.