Grifols obtuvo un beneficio neto consolidado de 148 millones de euros en 2009, un 21,6% más respecto al ejercicio anterior, y las ventas aumentaron un 12,1%, hasta los 913,2 millones, según informó hoy la compañía en un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).