Grifols aumentó su facturación un 17,7% en el primer trimestre, hasta los 666,7 millones de euros.

La división Bioscience, que representa el 88,1% de la facturación de Grifols, ingresó 587,2 millones, mostrando un aumento del 16,4% en términos proforma y del 187,5% en términos reportados. Por su parte, las ventas de la división Diagnostic incrementaron un 16,1% hasta 34,7 millones y las de Hospital se situaron en 27 millones, un 12,4% por encima de las obtenidas el mismo periodo del año anterior.

Las ventas en Europa alcanzaron 151,4 millones de euros. Si excluimos España, país en el que se están produciendo los mayores ajustes del gasto sanitario como parte de las medidas adoptadas para controlar el déficit público, la facturación se situó en niveles similares a los del primer trimestre de 2011. Destaca el impulso en Estados Unidos y Canadá, área en la que la facturación por ventas se situó en 416,8 millones de euros con incrementos del 23,1% en términos proforma y del 372,3% en términos reportados si se compara con 2011.

Más del 90% de los ingresos se generan en los mercados internacionales y España reduce su peso hasta el 9% del total

En el primer trimestre de 2012 el EBITDA ajustado de Grifols aumentó un 41,3%1, alcanzando 213,1 millones de euros, que representa el 32,0% sobre ventas. En términos reportados3, que excluyen los resultados de Talecris de enero a marzo de 2011 a efectos de la comparación, el crecimiento registrado ha sido del 209,9%.

El beneficio neto ajustado se situó en 79,2 millones de euros hasta marzo de 2012, que representa el 11,9% sobre ventas. Supone un crecimiento del 117,3% según datos reportados3. Teniendo en cuenta los gastos de integración relacionados con la adquisición de Talecris, el beneficio neto se situaría en 67,5 millones de euros, equivalente a un 10,1% de las ventas.