"Aún tenemos que acelerar la liquidación de inventarios, y eso implicará hacer que bajen los inicios de construcciones de casas y crezcan las ventas. Tenemos un largo camino por delante", ha dicho Alan Greenspan. El ex presidente de la Reserva Federal mantuvo que la caída de los precios de las viviendas de EEUU y los altos inventarios de propiedades sin vender representan un gran riesgo para la economía y los mercados estadounidenses. "El tema crítico en toda la cuestión subprime, y por extensión en todo el sistema financiero, se basa en desprenderse de probablemente 200.000 o 300.000 unidades en exceso en los inventarios", apuntó. El maestro agregó que un total de 900.000 millones de dólares en hipotecas basura han sido titulizadas en instrumentos de renta fija, y que el nivel excesivo de casas sin vender es lo que hace bajar los precios, lo que a su vez reduce el precio de los valores respaldados por esas hipotecas.