El primer ministro griego, Yorgos Papandreou, confirmó hoy la solicitud por parte del país heleno de la activación del mercanismo de ayuda diseñado por el Eurogrupo y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El primer ministro griego, Yorgos Papandreou, confirmó hoy la solicitud por parte del país heleno de la activación del mercanismo de ayuda diseñado por el Eurogrupo y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Resulta un imperativo nacional solicitar la activación del mecanismo (de rescate)", dijo Papandreou en declaraciones a los medios durante una visita a la isla griega de Kastellorizo, el el Mar Egeo.

Papandreou confirmó además que ya ha dado instrucciones al ministro de Finanzas del país heleno, George Papaconstantinou, para que lleva a cabo todas las medidas necesarias para la puesta en marcha del plan de rescate.

Asimismo, el primer ministro griego destacó que, de esta manera, sus "amigos" contribuirán "de forma decisiva a la construcción de la nueva Grecia". "Nuestros colegas harán lo necesario para ofrecernos un puerto donde podemos mantener nuestro barco a flote", añadió.

De esta manera,  Papandreou considera que la Unión Europea envía el "contundente" mensaje a los mercados de que puede "proteger los intereses comunes y la moneda común".

ALIVIO PARA LA DEUDA GRIEGA.


La prima de riesgo que los inversores demandan para adquirir deuda griega reflejó inmediatamente la confirmación por parte de Papandreou de la solicitud de ayuda a sus socios europeos y el diferencial del bono griego a diez años respecto a su homólogo alemán ('bund') bajaba hasta los 530 puntos básicos, lejos de los 609 puntos del cierre de ayer, cuando llegó a marcar un máximo de 611 enteros.

Por su parte, el coste de asegurar los bonos griegos frente a impagos aliviaba también su presión, al retroceder hasta 584,9 puntos, desde los 634 puntos básicos de ayer. Asimismo, en el mercado de divisas el euro recuperaba parte del terreno perdido frente al 'billete verde' y llegaba a cotizar a 1,3346 dólares, frente a los 1,3283 de la apertura.

Los ministros de Economía y Finanzas de la zona euro acordaron hace dos semanas poner a disposición de Grecia recursos financieros por valor de al menos 30.000 millones de euros en préstamos bilaterales, que serán completados con otros 15.000 millones aportados por el FMI.

Las últimas noticias conocidas el jueves podrían haber impulsado a Grecia a solicitar la activación del mecanismo de ayuda. La oficina estadística de la UE, Eurostat, revisó ayer de nuevo al alza el déficit público de Grecia hasta situarlo en el 13,6% del producto interior bruto (PIB) en 2009, en lugar del 12,7% que había estimado inicialmente el Gobierno de Atenas.

Por su parte, la agencia de calificación crediticia Moody's Investors Service rebajó la nota de la deuda de Grecia a 'A3' desde 'A2', situándola además en revisión de cara a posibles recortes adicionales ante el "significativo riesgo" de que la deuda sólo pueda estabilizarse a un mayor coste del previsto.