Grecia logró hoy vender 1.600 millones de euros en sendas subastas de deuda con vencimiento a seis meses y a un año, aunque los intereses que tuvo que ofrecer para colocar las emisiones alcanzaron el 1,38% y el 2,20%, respectivamente, frente al 0,59% y el 0,91%, respectivamente, que pagó en una operación similar el pasado 13 de octubre. Por su parte, el índice general de la Bolsa de Atenas sufrió un severo correctivo y concluyó la sesión con un retroceso del 5%, hasta los 2.199,53 enteros, lastrado por las acusadas caídas en torno al 7% del sector financiero.