La compañía está desarrollando su nueva versión de su software Android para que esté lista, "lo antes posible", para todo tipo de dispositivos.

Google dio a conocer Android 3.0, conocido como Honeycomb -por su apariencia de panel de abeja-, a principios de este año. Al igual que su primera versión de su sistema operativo Android, ésta también está diseñada para su uso en tabletas. Este software está ya disponible en el Motorola Mobility -tableta de Xoom-, que salió a la venta en febrero.

El programa representa el primer esfuerzo por parte de Google para desafiar el dominio de Apple en el mercado naciente de las tabletas. Sin embargo, el software no estará disponible en código fuente abierto -práctica tradicional de la compañía con el sistema Android-, por el que cualquier desarrollador es libre de modificar el software. La razón dada por Google para tomar esta decisión se basa en que según la compañía, Android 3.0 no está todavía personalizado para su uso en teléfonos inteligentes.

"Aunque estamos entusiasmados de poder ofrecer estas nuevas funciones a las tabletas de Android, tenemos más trabajo por hacer antes de que podamos entregarlo a otros dispositivos, incluyendo teléfonos", expresó un portavoz de Google en un comunicado. Esta nota también manifiesta que Google está "comprometido a proporcionar" una plataforma abierta para Android y publicar la fuente “tan pronto como esté listo”. Aunque la portavoz no confirmó el momento en el que Honeycomb estará disponible como código abierto.

Según la firma de investigación Canalys, Google se convirtió en el número uno del sistema operativo para teléfonos inteligentes en el mundo en el cuarto trimestre de 2010.

La cotización de Google en la bolsa americana está cayendo en estos momentos (18.57 horas) en torno a un 0,91% hasta los 581,56 dólares la acción. En el caso de Apple, incrementa su valor un 1,68% colocando el precio de su acción en 350,75 billetes verdes. La cotización de Google en la bolsa americana está cayendo en estos momentos (18.57 horas) en torno a un 0,91% hasta los 581,56 dólares la acción. En el caso de Apple, incrementa su valor un 1,68% colocando el precio de su acción en 350,75 billetes verdes.