Tras perder en la puja por las patentes de Nortel Networks la semana pasada, Google está buscando comprar otros inventos para construir un baluarte, en contra de las demandas dirigidas a su sistema Android.

“Hay un montón de carteras fenomenales para vender” ha declarado Dean Becker, director ejecutivo de ICAP Patent Brokerage en Palm Beach, Florida, la mayor compañía de patentes del mundo. “Todas las empresas que operan está en el mercado por los gastos, las distracciones y el potencial riesgo financiero de los litigios de patentes” ha añadido.

Google, con 36.700 millones de dólares en efectivo y valores desde marzo, está aumentando sus esfuerzos para la obtención de patentes para crear lo que llama un freno para las empresas en medio de una “explosión de pleitos”.

La compañía ofreció 900 millones de dólares por las patentes de Nortel, para comprar las más de 6.000 patentes propiedad de la empresa canadiense fabricante de equipos de teléfono que se declaró en bancarrota en 2009.

Google, que se salió de la carrera ya que el precio de la oferta subió considerablemente, mantendrá la búsqueda de otras oportunidades, sobre todo las relacionadas con la tecnología de los smartphones, ha dicho Ron Epstein de Epicenter IP Group LLC.

“Suponiendo que estaban dispuestos a gastar por lo menos 900 millones de dólares en su oferta iniciar para lograr el resultado que buscaban, lo van a conseguir” ha afirmado Epstein, en declaraciones a Bloomberg. La cartera de Nortel era vista como un “activo único que nunca se podrá repetir. Eso no es cierto” ha asegurado.

Si Google al final hubiera ganado la cartera de Nortel, que se llevó un grupo liderado por Apple, habría aumentado su número de patentes en casi nueve veces, de acuerdo con la Oficina de Marcas y Patentes de Estados Unidos.

Sus acciones se apuntan un 2,12% y alcanzan los 532,05 dólares.