El fabricante de neumáticos Goodyear eliminará 550 empleos en su planta estadounidense de Union City (Tennessee), como consecuencia de una reducción de la producción para hacer frente a la debilidad de la demanda, informó la empresa. En concreto, la planta pasará de un esquema de funcionamiento continuo a operar durante cinco días a la semana, con tres turnos diarios. La nueva cadencia de producción se hará efectiva el próximo 6 de julio. Como consecuencia de esta medida, 550 trabajadores perderán sus puestos de trabajo, mientras que Goodyear detraerá 60 millones de dólares (43,1 millones de euros al cambio actual) en los resultados del segundo trimestre de 2009.