Goldman Sachs ha rebajado hasta vender desde neutral su recomendación para las acciones de Citigroup. Este banco de inversión cree que el grupo incurrirá en US$15.000 millones en rebajas contables relacionadas con obligaciones de deuda colateralizada durante los próximos dos trimestres. "Dada la exposición de la firma a obligaciones de deuda colateralizada, hipotecas de mayor riesgo, vehículos estructurados de inversión y créditos de apalancamiento, lograr las metas deseadas será un desafío para la firma", afirma Goldman Sachs. Citigroup sentirá "el dolor" de un empeoramiento del entorno de créditos de consumo en sus divisiones de tarjetas y banca minorista, manifestó Goldman Sachs en una nota de investigación.